La humanidad, una civilización de nivel I... O casi...

sábado, 1 de agosto de 2009



Desde los albores de nuestra civilización, cuando hemos mirado al cielo nos hemos preguntado si hay alguien más ahí arriba.

Antiguamente la humanidad se preguntaba por las posibles deidades que habitaban los cielos, actualmente la humanidad, o gran parte de ella se pregunta sobre la existencia de vida y sobre todo, de vida inteligente, en cualquiera de los infinitos planetas que orbítan las infinitas estrellas que componen nuestro universo conocido, y el que nos queda por conocer.

Como no podía ser menos, los científicos hacen todo lo que esta en sus manos con su limitado instrumental para tratar de responder esa pregunta; y la primera incógnita a la que tuvieron que hacer frente
antes de empezar a trabajar, fue: ¿cuales son los signos visibles de la existencia de vida en el espacio que nosotros desde aquí podemos observar?



Una de las respuestas la dio en 1964 el astrofísico ruso Nikolái Kardashov, el cual, como tantos otros asumió, que para observar la existencia de vida en el espacio, esta debería estar mínimamente avanzada, nosotros no podemos observar la existencia de vida, pero si podemos observar los signos de la existencia de civilizaciones puesto que toda civilización tecnológicamente avanzada necesita de energía para poder progresar, y el uso de esta energía y sobre todo, como la obtienen, puede dejar un rastro observable como son las señales de radio.

Con esta premisa, Nikolái aventuró que a medida que la tecnología y la civilización avanza también lo hacen las señales de radio que producen (incluso una civilización avanzada que intentara ocultar sus existencia debería de poder ser detectada por nuestros instrumentos a través de su calor residual), y fue entonces cuando decidió clasificar las distintas civilizaciones que podemos encontrar en tres tipos principales.



Civilización de Tipo I
Es aquella que ha aprovechado las formas planetarias de producción de energía; su consumo por definición será el equivalente a toda la energía solar que llega a su planeta, es decir 1*10^16 vatios (10 elevado a la 16 potencia).
Mark Twain dijo una vez, "Todo el mundo se queja del clima, pero nadie hace nada para cambiarlo". Esto podría cambiar con una civilización de Tipo I
Con esta energía debería de ser capaz de modificar el clima, cambiar el curso de los huracanes, contener erupciones volcánicas, construir ciudades en pleno océano o incluso debe de poder protegerse así misma de los peligros que acechan a su planeta en el espacio exterior, como son el impacto con un meteorito o cometa.

Civilización de tipo II
Una civilización de tipo II ha agotado la energía no renovable de su planeta y se ha visto obligada a salir de su planeta para conseguir más energía. De hecho una civilización de tipo II ha aprovechado la energía de una estrella entera, es capaz de consumir toda la producción de energía de su estrella, es decir 1*10^26 vatios aprox
Esta civilización dominará los viajes espaciales de "corta distancia" y habrá colonizado parte de su galaxia e incluso será capaz de inflamar estrellas.

Para utilizar plenamente la producción solar, el físico Freeman Dyson ha especulado con la idea de construir una gigantesca esfera alrededor del sol para absorber sus rayos.
El uso de este tipo de esfera o similar debería ser detectado por nuestros instrumentos, puesto que la esfera al calentarse emitiría una radiación infrarroja característica.


Esfera de Dyson

Jun Jugaku, investigador del Instituto de Investigación de Japón y su equipo han oteado nuestro firmamento hasta una distancia de 80 años/luz buscando civilizaciones y hasta ahora no han encontrado pruebas de las esperadas emisiones de infrarrojos

Aun así no hay que desesperar, nuestra galaxia tiene un diámetro de 100.000 años/luz y el universo conocido llega a los 11.000 millones de años/luz

Civilización de Tipo III
Una civilización de este tipo ha llegado a agotar la energía de un sistema solar entero y ha colonizado grandes porciones de su propia galaxia.
Esta civilización domina los viajes intergalácticos y es capaz de utilizar la energía producida por 10.000 millones de estrellas, es decir 1*10^36 vatios

Los científicos han realizado serios intentos de encontrar este tipo de civilización dentro de nuestra galaxia usando entre otros el radio telescopio gigante de Arecibo en puerto Rico, sin embargo, los esfuerzos son hasta ahora infructuosos.




Todo esto conlleva a una pregunta:
Donde estamos nosotros en esta escala?
La Respuesta obvia es que no llegamos a civilización de Tipo I; fue entonces cuando el astrónomo Carl Sagan abogó por crear gradaciones entre los tres tipos de civilización partiendo de una civilización de tipo O (invisible desde el espacio)

Como hemos visto estas civilizaciones generan / consumen energía de aproximadamente 1*10^16, 1*10^26, y 1*10^36 vatios.

Sagan uso esa diferencia de 10 en el exponente de manera que una civilización de tipo I.I produciría 1*10^17
En esta escala nuestra civilización representa una civilización de tipo 0.7, a poca distancia de ser realmente planetaria y con un futuro cercano apasionante

Un proyecto conocido por todos y que utiliza esta escala para su trabajo es el proyecto SETI




Fuentes:
A parte de las que he ido dando a lo largo del texto en forma de enlace, merece la pena leer el Libro: Universos Paralelos, del Profesor de Física Teórica Michio Kaku, o por lo menos visitar su web

1 comment

Power dijo...

Tal vez por ser humano tiendo a ser arrogante, pero pienso que sería una gran perdida el que nos vieramos destruídos antes de llegar al nivel 1, pues los humanos tenemos aun mucho que ofrecer al universo.

27 de julio de 2012, 10:16

Publicar un comentario en la entrada