Lunatic Express. Al corazón de África

viernes, 16 de octubre de 2009


Antecedentes:

A finales del s. XIX las potencias europeas se estaban repartiendo áfrica, con una américa en la que poco o nada quedaba por repartirse, y un continente asiático casi inexpugnable y considerado por los europeos, el patio de juegos de los rusos, las ansias expansionistas europeas solo quedaban satisfechas derramando sangre en un continente hasta ahora olvidado por su aridez y poco valor comercial salvo para los traficantes de esclavos.

Comenzaría así un periodo de ocupación de áfrica por parte de los europeos a finales del s.XIX "oficializándose" mediante la conferencia de Berlin convocada por Portugal el 15 de Noviembre de 1884, celebrada en Alemania y a la que acudirían representantes de catorce estados (ninguno africano), con el fin de resolver los problemas que planteaba la expansión colonial en África y resolver su repartición.



En la Conferencia se proclamó la libre navegación marítima y fluvial por los ríos Congo y Níger, se estableció la libertad de comercio en el centro del continente africano formado por la cuenca del río Congo, se acordó la prohibición de la esclavitud, y se estableció el derecho a reclamar una porción de la costa africana sólo si dicho territorio se ocupaba efectivamente y se comunicaba de este evento a otros estados. Tras la Conferencia, sólo dos países africanos conservarían el derecho a preservar su independencia: Etiopía y Liberia

Tras esta conferencia comenzaba la carrera europea por avanzar sobre África y ser el primero en ocupar los distintos territorios, y los ingleses lo harían desde dos frentes, comenzarían por Egipto para controlar lo que más tarde sería el canal de Suez, y avanzarían rápidamente hacia el sur a través del río Nilo adheriendose todos los territorios adyacentes, poco después comenzarían la colonización desde Sudafrica avanzando por tierra hacía el norte y en dirección hacía el río Nilo tratando así de crear un corredor que atravesara África de Norte a Sur; sin embargo, eso no sería posible, Alemania había desembarcado ya en Tanzania y avanzado hasta el lago Victoria, haciéndose con la mitad sur del lago, con el nacimiento del río Nilo y cortando en dos el pasillo inglés.

Lunatic Express

Esto para los ingleses fue un gran contratiempo, relentizaba todos los transportes en dirección a Sudafrica que deberían hacerse a traves del oceano Atlantico o bien, a través del rio Nilo hasta el Lago Victoria, y desde ahí, por tierra hasta el oceano indico para embarcar y rodear Tanzania (Alemania) y Mozambique (Portugal) por mar.

Además existía el temor de que en caso de enemistad con Alemania, ésta construyera presas en el nacimiento del Nilo reduciendo el caudal del mismo, y por tanto, reduciendo su navegabilidad y estropeando la fertilidad de los terrenos adyacentes.

Cuando se supo que Alemania estaba construyendo una línea de ferrocarril, desde la costa de Tanzania hacia el gran lago, a los ingleses les entró el pánico, esa ruta les permitiría establecer rutas comerciales hacia el interior antes de que ellos pudieran establecerlas y en caso de que los alemanes decidieran ahogar el río, tendrían una amplia ventaja en cuanto a movimiento de tropas, y sería muy dificil detenerles.

Inmediatamente se ordenó la construcción de una línea de ferrocarril, como fuera, cuanto antes y a cualquier precio, desde la costa de Uganda en el océano Indico hasta el lago Victoria; sin embargo, cuando dijeron, "a cualquier precio" realmente no esperaban que les saliese tan caro.


Comenzaba así, en 1896, la construcción de lo que la prensa inglesa de la época bautizó como "Lunatic Express"
Una vía de unos 1000 km que debía cruzar una tierra que era casi totalmente desconocida para los europeos y que hasta los más osados exploradores habían evitado hasta ahora. Las locomotoras fueron traídas desde la India, al igual que los cerca de 32.000 obreros indios pertenecientes a las castas más bajas y de los cuales 2500 acabarían muriendo victimas de enfermedades como la disentería, el escorbuto, la malaria y el tifus; seis mil más quedaron incapacitados para siempre por las duras condiciones del trabajo

La vía transcurriría por áridos desiertos cuya temperatura deformaba las vías expuestas al sol, por montañas de más de 2700 metros de altura, por oscuros cenagales plagados de termitas que devoraban los travesaños de madera sobre los que reposaban las vías y que tuvieron que ser sustituidos por travesaños de acero, por zonas donde la mosca tse tse y los mosquitos llegaron a matar a las tres cuartas partes de los animales de carga y mandaron a los hospitales improvisados en tiendas de campaña a la mitad de los trabajadores; se tuvieron que enfrentar además a la hostilidad y los ataques de las tribus indígenas, entre ellas los terribles massai, muchas de las cuales veían por vez primera al hombre blanco, y que no estaban dispuestas aceptar la construcción del vial a traves de sus dominios.

La construcción del ferrocarril derramó mucha sangre nativa, la de todas las tribus que reaccionaron a la intromisión en sus tierras: los Giriama, los Taita, los Kamba, los Kikuyu, los Kisii, los Nandi y los Elgeyo fueron brutalmente reprimidos por sus escaramuzas contra blanco invasor.

A todas estas pesadillas se sumó el ataque de los leones, que se cebaron con la carne humana en los campamentos, llegando a matar a 140 hombres en el tiempo que tardó en construirse un puente sobre el río Tsavo, naciendo entonces las leyendas de los leones devoradores de hombres, a los que los trabajadores creían encarnaciones de dioses africanos opuestos a la construcción del ferrocarril; a dos de estos leones, los más feroces, les llamaron "el fantasma" y "la oscuridad"

En 1899 la construcción llegaría a las proximidades de la cumbre de la escarpadura del Kikuyu, aproximadamente la mitad del camino, y donde se establecería una base que terminaría convirtiéndose en la actual ciudad de Nairobi. Una zona, que poco despues de la llegada del hombre blanco, quedaría despoblada de indigenas al sucumbir la mayor parte de ellos a una plaga de viruela europea.

Finalmente el 20 de Diciembre de 1901 el ferrocarril llegó a Port Florence a las orillas del Lago Victoria. El Lunatic Express sigue hoy en funcionamiento.









Fuentes: 1 2 3 4

0 comments

Publicar un comentario en la entrada