Los mormones quieren guardar tu árbol genealógico en el interior de una montaña

jueves, 1 de octubre de 2009

"El 3 de Abril de 1836, el profeta Elías se apareció a José Smith y Oliverio Cowdery en el Templo de Kirtland. Él les confirió el poder sellador del sacerdocio, haciendo posible que las familias sean selladas juntas como unidades eternas por todas las generaciones. Al conferirles este poder, él cumplió la profecía que el Señor lo enviaría para 'volver el corazón de los padres hacia los hijos, y de los hijos hacia los padres"
Doctrina y Convenios 110:14-16, Malaquías 4:5-6


Y es que los mormones creen que los muertos, al igual que los vivos, pueden escuchar el evangelio, aceptarlo, o rechazarlo; también creen en la unidad familiar más allá de la muerte, ven la familia como unidades inseparables y eternas a lo largo de las generaciones. A medida que los miembros de una familia van falleciendo, van pasando al  Mundo de los Espíritus, donde se van reencontrando y permanecen juntos y unidos, un mundo perfectamente organizado donde los fallecidos, que conservan todas sus aptitudes y toda su personalidad, pueden seguir aprendiendo y seguir prepararse para el Juicio Final. Además, la separación entre los dos mundos es muy pequeña; el primer Profeta fundador de la Iglesia, José Smith declaró que los espíritus de las personas justas que han muerto...
"…no se hallan lejos de nosotros, y quizás conocen y entienden nuestros pensamientos, sentimientos y movimientos, y a veces se afligen por ellos"

Es por eso que para los mormones, sus antepasados son tan importantes, necesitan conocer al detalle su árbol genealogico para poder honrar a sus muertos y procurarles la salvación eterna.

Al ser una iglesia relativamente reciente (fundada oficialmente en 1830) es una religión en constante expansión, los nuevos fieles han de enfrentarse a la dura tarea de averiguar su propio árbol genealógico, y es la propia iglesia mormona, la que decide en 1894 empezar a recopilar datos genealógicos de manera masiva para facilitar a sus fieles esta labor.

Además la iglesia mormona vela también por las almas de las personas muertas que no tuvieron oportunidad de unirse a su iglesia en vida, ya sea porque la iglesia aun no había sido fundada o porque no tuvieron conocimiento de la existencia de la misma.

Dicho de otra manera, para poder vivir en el cielo con Dios, el primer paso es el Bautismo, y ante la pregunta de ¿y que pasa con los que no se bautizaron por razones ajenas a ellos?  el Señor autorizó el Bautizo por los Muertos (bautizo post mortem).

 Pila Bautismal

De esta manera la iglesia mormona se ve en la obligación de procurar la posibilidad de la salvación a todas las almas de todas las personas que han vivido en este planeta, a lo largo de su historia, a través de ese bautismo, y para enfrentarse a tal ingente misión necesitan datos.

Se crea entonces (1894) la Biblioteca de Historia Familiar, que comienza a recopilar datos relacionados con las fechas de nacimiento, bautismos, enlaces matrimoniales y actas de defunción de las familias de los integrantes de la iglesia y poco a poco comienzan a expandir sus objetivos. En 1960, en los albores de la informática y los micro-films, y con una biblioteca saturada, que se enfrenta al problema de espacio ocasionado por la ingente cantidad de datos que han conseguido almacenar, datos que a su vez por su abultado tamaño se vuelven casi impracticables,  los lideres de la iglesia deciden adquirir el primer ordenador y recurrir al microfilmado, un sistema que promete aumentar la manejabilidad de los ficheros, mejorar el sistema de acceso a cada uno de ellos, reducir el espacio necesario y además una longevidad superior a la del papel en condiciones optimas.

Es entonces cuando deciden trasladar la inmensa base de datos a un lugar seguro y donde los microfilms puedan permanecer inalterables a las condiciones externas, condiciones que van desde la climatología adversa hasta el hipotético ataque a la ciudad con bombas nucleares en una futura guerra. Deciden así, situar sus ficheros en el interior de las Montañas de Granito de Salt Lake City.

Representantes de la iglesia mormona en el interior del bunker durante su construcción en 1963



Comienzan así la construcción de un bunker que se adentra 200 metros en el interior de la montaña, capaz de soportar los más violentos terremotos, separado del mundo exterior por una compuerta hermética de más de 5.000 kilos que mantiene una temperatura y una humedad constante en el interior para garantizar la integridad de los documentos que guarda; se le dota de una fuente de energía propia e independiente y se añade un sistema de seguridad y vigilancia armada, las 24 horas del día. Un impresionante bunker que comienza a funcionar en 1963


Para continuar aumentando su impresionante colección, la iglesia mormona a través de la Biblioteca de la Historia Familiar mantiene contactos con distintas organizaciones, iglesias y gobiernos de todo el mundo.
Ellos solicitan digitalizar y microfilmar los documentos de que disponen las autoridades locales a lo largo y ancho del mundo y que muchas veces están almacenados en un oscuro rincón y a cambio la Biblioteca de Historia Familiar les cede una copia del trabajo ya realizado. De esta manera, ambas partes salen ganando.

Actualmente la Biblioteca de la Historia Familiar tiene en su poder más de 2 Billones de nombres, 2.4 millones de rollos de microfilm; 742,000 microfichas; 310,000 libros...

Este sistema de archivo, el micro film, quizás nos parezca anticuado ahora mismo, sin embargo, presenta ciertas ventajas fundamentales para que sigan trabajando con el; una de ellas es que en condiciones optimas de conservación, como son las que se dan en el interior del bunker, es un soporte prácticamente eterno, la otra es que no se necesita de nada más que una potente lupa para poder acceder a la información que estos minúsculos films guardan.

Microfilm y lector de microfilm

No obstante, y a pesar de continuar confiando plenamente en el micrifilm como sistema base y seguro de archivo, han creado un programa adecuado para digitalizar todos los microfilms, denominado ScanStone capaz de digitalizar todo el contenido en un rollo de microfilm en solo 30 minutos, y poder adaptar de nuevo su base de datos a los nuevos tiempos, las previsiones nos dicen que para finales de 2012 habrán conseguido escanear todo su archivo, a un ritmo de 100 rollos diarios.

Gracias a esto, toda la información de que dispone la iglesia, es ahora más accesible que nunca desde cualquier lado del mundo. Y la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días pone a disposición de cualquiera toda esa información a través de su página web FamilySearch.

Independientemente de la religión a la que pertenezcas puedes acceder a su base de datos para tratar de crear tu propio árbol genealógico y si no lo encuentras, puedes acercarte a la iglesia mormona más cercana donde un experto asignado te ayudará a encontrar la información que buscas sin coste alguno. Disponen de más de 4000 centros de historia familiar o, al menos, un representante de la biblioteca, distribuidos en más de 90 países.

Notas:
En el caso de España, la Biblioteca de la Historia Familiar tiene acuerdos de digitalización de archivos con cientos de municipios, además de con distintos obispados de la iglesia católica, así que, si quieres, muy probablemente puedas encontrar lo que buscas.






Fuentes: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12.

Agradecimientos: Quiero dar las gracias a Anon2980 y al bloguero Isai, ambos, usuarios del chat de la página cumorah.org, de temática mormona, por tener la paciencia de explicar a un simple curioso detalles sobre su religión y sus motivaciones y por ayudarme a corregir parte del texto. Muchas gracias. Por supuesto si a pesar de vuestra ayuda cometí algún fallo, no dudéis en decírmelo.




0 comments

Publicar un comentario en la entrada